Diccionario de la salud: Esclerosis Múltiple
30 de agosto es considerado el Día Nacional de Concientización sobre esta enfermedad.
Publicado en: 27 de agosto de 2020  y atualizado en: 28 de septiembre de 2020
La esclerosis múltiple es una enfermedad autoinmune que afecta al sistema nervioso central (cerebro y la médula espinal). Ella ocurre cuando el sistema inmunológico del cuerpo ataca a las células saludables, provocando lesiones en la vaina protectora que cubre los nervios, conocida como mielina. Con el tiempo, este proceso inflamatorio daña la vaina de mielina, causando lesiones y síntomas neurológicos¹,².

Los médicos e investigadores aún no conocen lo que causa la esclerosis múltiple, pero ya se sabe que es una enfermedad más común en mujeres, de la edad de 20 a 50 años. Los estudios también apuntaron que estos “brotes” ocurren de manera aleatoria y no en la misma frecuencia, por tanto, no todos los pacientes presentan los mismos síntomas. Los más comunes, que pueden aparecer durante los brotes (período en que se manifiestan de forma más acentuada²), son: fatiga, debilidad, desequilibrio, dificultad para articular el habla, rigidez, disfunciones (visuales, intestinal y sexual), alteraciones sensoriales, emocionales y cognitivas¹.

El neurólogo es el médico indicado para tratar esta enfermedad. Una vez que la esclerosis múltiple no tiene cura, existen terapias que pueden disminuir sus efectos inflamatorios y la agresión a la mielina. Él es básicamente hecho por medio de medicamentos, que serán indicados por el profesional caso a caso. Los medicamentos servirán para reducir la inflamación y tratar los síntomas urinarios y de fatiga, por ejemplo. Las terapias de neurorehabilitación (seguimiento psicológico, fonoaudiólogo, fisioterapia, entre otros) son recomendadas para reducir los espasmos, la depresión, entre otros, y ayuda en la prevención de complicaciones con deformidades óseas. Otras terapias de apoyo complementario también son indicadas para mejorar la calidad de vida del paciente. En algunos casos, puede ser propuesto el transplante autológico de células madre hematopoyéticas, que tiene como objetivo construir un nuevo sistema inmunológico. Este es muy delicado y arriesgado³.

El diagnóstico es realizado por medio de exámenes de laboratorio, sin embargo, como los indicios se asemejan a otras enfermedades neurológicas, el análisis clínico del médico es muy importante. La forma más común de esclerosis múltiple es la ‘recurrente-remitente’, cuando ocurren brotes y remisiones sucesivas, pudiendo dejar secuelas o no. Conozca los otros tipos4:

Esclerosis Múltiple Remitente Recurrente (EMRR) – Los brotes aparecen de manera súbita con recuperación parcial o total.

Esclerosis Múltiple Primaria Progresiva (EMPP) – No presenta brotes sino síntomas acumulados durante un largo tiempo.

Esclerosis Múltiple Secundaria Progresiva – Los síntomas son lentos y continuos. Los pacientes identificados con la forma Remitente Recurrente, después de cerca de 20 años con la enfermedad, pueden desarrollar esta forma sin brotes.

 
Fuentes:

1- Esclerose Múltipla – Sociedade Brasileira de Neurocirurgia. Disponível em: https://portalsbn.org/portal/esclerose-multipla/. Último acesso em 26 de agosto de 2020.

2- O que é Esclerose Múltipla? – Associação Brasileira de Esclerose Múltipla. Disponível em: http://abem.org.br/esclerose/o-que-e-esclerose-multipla/. Último acesso em 26 de agosto de 2020.

3- Tratamento – Associação Brasileira de Esclerose Múltipla. Disponível em: http://abem.org.br/esclerose/tratamento/. Último acesso em 26 de agosto de 2020.

4- Diagnóstico – Associação Brasileira de Esclerose Múltipla. Disponível em: http://abem.org.br/esclerose/diagnostico/. Último acesso em 26 de agosto de 2020.