Aprenda más sobre el coronavirus
Es un virus que causa infecciones respiratorias en seres humanos y animales.
Publicado en: 16 de marzo de 2020  y atualizado en: 28 de septiembre de 2020
La repercusión a cerca del coronavirus generó una alerta mundial. Por ello, a continuación encontrará todo lo que necesita saber sobre la infección.

 

Evolución

El coronavirus (CoV) forma parte de una gran familia viral, conocida desde mediados de la década de 1960 y que causa infecciones respiratorias en seres humanos y animales¹. Por lo general, las infecciones por coronavirus causan enfermedades respiratorias de leves a moderadas, similares a un resfriado común¹. Sin embargo, algunos coronavirus pueden causar síndromes respiratorios severo, como el Síndrome Respiratorio Agudo Severo, que se conoce por la sigla SARS “Severe Acute Respiratory Syndrome”¹ en inglés. Los primeros casos de SARS que se asocian con el coronavirus (SARS-CoV) se informaron en China en 2002¹.

El SARS-CoV se propagó rápidamente a más de 12 países en América del Norte, América del Sur, Europa y Asia, infectando a más de 8 000 personas y causando alrededor de 800 muertes, antes de que se controlara la epidemia mundial de SARS en 2003¹. Desde 2004, no se ha informado ningún caso de SARS en todo el mundo¹.

En abril de 2012, se aisló otro coronavirus, distinto del que causó el SARS-CoV a principios de la década pasada¹. El nuevo coronavirus era desconocido como agente de enfermedad humana hasta su identificación, primero en Arabia Saudita, y más tarde, en otros países de Oriente Medio, Europa y África¹. Debido a la ubicación de los casos, la enfermedad comenzó a ser designada como Síndrome Respiratorio de Oriente Medio y se difundió por todo el mundo mediante las siglas MERS “Middle East Respiratory Syndrome” en inglés, y el nuevo virus se llamó Coronavirus asociado al MERS (MERSCoV)¹.

Actualmente existen casos confirmados del nuevo coronavirus en 4 (cuatro) continentes, Asia, Europa, África y América, excepto en Oceanía¹. En orden descendente, la mayor concentración ocurre en Asia, Europa, África y, más recientemente, en América¹.

El 31 de diciembre de 2019, la oficina de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en China fue informada sobre la aparición de casos de neumonía de etiología desconocida². Hasta el 3 de enero de 2020, se informaron 44 pacientes con neumonía de etiología desconocida, todos en aislamiento y tratamiento, 11 de los cuales presentaban un cuadro grave².

El 9 de enero, se detectó un nuevo coronavirus un nuevo coronavirus (2019-nCoV) en un paciente hospitalizado con neumonía en Wuhan, China². Según el European Centre for Disease Prevention and Control (ECDC), hasta el 22 de enero se habían confirmado 614 casos, todos con antecedentes de viaje a la ciudad de Wuhan, incluidos 15 profesionales de la salud, y 17 muertes².

Los casos se distribuyen en China (603), Hong Kong (1), Macao (2), Taiwán (1), Tailandia (4), Japón (1), Corea del Sur (1) y Estados Unidos (1)². El nuevo coronavirus (2019-nCoV) es una variación que aún no se ha identificado en seres humanos².

 

¿Qué es? ³

Es un nuevo virus que causa infecciones respiratorias en seres humanos y en animales. Por lo general, las infecciones por coronavirus causan enfermedades respiratorias de leves a moderadas, similares a un resfriado común. Algunos coronavirus pueden causar enfermedades graves con un gran impacto en la salud pública.

 

Transmisión³

Las investigaciones sobre la transmisión del nuevo coronavirus todavía están en curso, pero la propagación de persona a persona, es decir, la contaminación por contacto está ocurriendo y de manera continua.

Aún no está claro con qué facilidad se transmite el nuevo coronavirus de persona a persona. A pesar de esto, la transmisión de los coronavirus por lo general ocurre a través del aire o por contacto personal con secreciones contaminadas, tales como:

  • Gotas de saliva;

  • Estornudo;

  • Tos;

  • Flema;

  • Contacto personal cercano, como contacto físico o apretón de manos;

  • Contacto con objetos o superficies contaminados, seguido de contacto con la boca, la nariz o los ojos.


Los coronavirus tienen una transmisión menos intensa que el virus de la gripe y, por ello, el riesgo de mayor circulación mundial es menor. El virus puede incubarse durante dos semanas, tiempo durante el cual los primeros síntomas tardan en aparecer desde la infección.

 

Síntomas³

Los signos y síntomas clínicos son principalmente respiratorios, similares a un resfriado. También pueden causar infección del tracto respiratorio inferior, como neumonía.

Los principales síntomas son:

  • Fiebre;

  • Tos;

  • Dificultad para respirar.


 

Diagnóstico³

Es necesario realizar exámenes de biología molecular que detecten el virus. El diagnóstico del nuevo coronavirus se lleva a cabo con la recolección de muestras (por ejemplo, esputo o lavado traqueal o lavado broncoalveolar), que se indica siempre que se identifican caso sospechoso.

 

Tratamiento³

No existe un tratamiento específico para las infecciones causadas por el coronavirus humano. En el caso del nuevo coronavirus, se indica reposo y abundante consumo de agua, además de algunas medidas adoptadas, según el caso, como el uso de medicamentos para el dolor y la fiebre (antitérmicos y analgésicos) y de humidificadores en la habitación o tomar un baño caliente para ayudar a aliviar el dolor de garganta y la tos.

Tan pronto como aparecen los primeros síntomas, es esencial buscar ayuda médica inmediata para confirmar el diagnóstico y comenzar el tratamiento.

 

Prevención³

El Ministerio de Salud brinda atención básica para disminuir el riesgo general de contraer o transmitir infecciones respiratorias agudas, incluido el nuevo coronavirus. Entre las medidas se encuentran:

  • Evitar el contacto cercano con personas que sufren infecciones respiratorias agudas;

  • Lavarse frecuentemente las manos, en especial después del contacto directo con personas enfermas o con el medioambiente;

  • Utilizar pañuelos desechables para la higiene nasal;

  • Cubrirse la nariz y la boca al estornudar o toser;

  • Evitar tocar mucosas de ojos, nariz y boca;

  • Lavarse las manos después de toser o estornudar;

  • No compartir artículos de uso personal, como cubiertos, platos, vasos o botellas;

  • Mantener los ambientes bien ventilados;

  • Evitar el contacto cercano con personas que presentan signos o síntomas de la enfermedad;

  • Evitar el contacto cercano con animales salvajes y animales enfermos en granjas o criaderos.


 

Fuentes: 

1 – Informe técnico – Nuevo coronavirus – Ministerio de Salud. Disponible en http://portalarquivos2.saude.gov.br/images/pdf/2014/junho/10/Informe-Tecnico-para-Profissionais-da-Saude-sobre-MERS-CoV-09-06-2014.pdf. Último acceso el 28 de enero de 2020.

2 – Alerta: Infección por el Nuevo Coronavirus – Centro de Vigilancia Epidemiológica – Gobierno del Estado de São Paulo. Disponible en http://www.saude.sp.gov.br/resources/cve-centro-de-vigilancia-epidemiologica/areas-de-vigilancia/doencas-de-transmissao-respiratoria/coronavirus/coronavirus_alerta_01_23jan2020.pdf. Último acceso el 28 de enero de 2020.

3 – Nuevo coronavirus: qué es, causas, síntomas, tratamiento, diagnóstico y prevención – Ministerio de Salud. Disponible en http://www.saude.gov.br/saude-de-a-z/novocoronavirus. Último acceso el 28 de enero de 2020.